La próxima semana Agroseguro comenzará la peritación de los campos de Castilla y León, en una campaña que ya puede calificarse como mala.

Según las estimaciones de ASAJA, en la Comunidad Autónoma se producirán este 2019 unas 3.463.000 toneladas de cereal, un 40 por ciento menos de la media de los últimos años, que es de 5.800.000 toneladas.

Para coordinar cómo afrontar una campaña de alta siniestrabilidad, fundamentalmente causada por la sequía, se ha celebrado una reunión entre los responsables de Agroseguro en la Zona Castilla, José Ignacio García Barasoain y José Antonio González, director y coordinador, respectivamente, y representantes de ASAJA en las distintas provincias de la Comunidad Autónoma, encabezados por el presidente regional, Donaciano Dujo.

Hay que lamentar que esta campaña haya bajado el nivel de aseguramiento, contando con cobertura alrededor de 1.500.000 hectáreas de las 2.400.000 de herbáceos, fundamentalmente cereal de secano, existentes en Castilla y León. Eso significaría que cuenta con seguro alrededor del 62 por ciento de lo sembrado, frente al porcentaje récord del 80 por ciento que se alcanzó en 2018.

Para ASAJA, se constata ya que estamos ante una mala cosecha, que afecta fundamentalmente a la zona suroeste de Castilla y León, y que dependiendo de estas últimas semanas puede ampliarse o matizarse en el resto del territorio.

Dado que ya se prevé que habrá una masiva presentación de partes de siniestro, ASAJA ha pedido a los responsables de Agroseguro que impere una buena coordinación para que los trámites de declaración, peritación y valoración económica se realicen con celeridad. Un trabajo en el que la propia organización profesional agraria es parte activa, ya que las diferentes ASAJA en Castilla y León son los principales tomadores de seguro agrario en la comunidad autónoma.

Agroseguro ha confirmado que su equipo comenzará la labor de peritación el próximo lunes día 10 en esas provincias ya más afectadas: Ávila Salamanca, Segovia, Zamora y sur de Valladolid. En todo caso, tanto Agroseguro como ASAJA comparten la idea de que no hay que apresurarse a dar los partes de siniestro hasta que no se manifieste claramente el daño en la producción, siendo recomendable en la mayoría de los casos retrasar esas declaraciones de siniestro diez o quince días para que la valoración se haga correctamente.

Ante esta campaña excepcional, ASAJA pide a la compañía que disponga todos los medios, fundamentalmente humanos, para que las peritaciones se hagan en el menor plazo de tiempo posible y lo más ajustadas a la realidad, así como que se agilicen los pagos una vez valorado el daño. ASAJA es una firme defensora del seguro agrario, aunque no cubra la totalidad de los daños (en el mejor de los casos, el 70 por ciento).

Compartir