La organización agraria ASAJA de Castilla y León, firme defensora de la labor que viene realizando el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACYL), considera que es un error que el Gobierno de la Junta haya colocado en el equipo de dirección de este a Soraya Mayo, que lo haya hecho para cubrir el cupo impuesto por Ciudadanos, y que sea un acomodo para una persona que perdió su acta de diputada por Valladolid en las últimas elecciones.

ASAJA recuerda que fue el líder de Ciudadanos y vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, el que promovió una auditoría de servicios para comprobar la labor que hace el Itacyl, y que fue ASAJA la que salió en defensa de este organismo público con labores de investigación agraria y desarrollo de infraestructuras como regadíos y concentraciones parcelarias. Al parecer, lo que quería el vicepresidente Igea era conocer cuántos de sus amigos o militantes del partido podía colocar sin pasar por el debido concurso de méritos u oposición que se exige para cualquier funcionario público.

Mientras ASAJA ve el Instituto Tecnológico Agrario como un ente de la administración con capacidad para dar soluciones a los problemas de la agricultura y la ganadería, de forma más ágil que la propia administración, otros lo ven como el lugar idóneo para colocar a los suyos metiendo poco ruido.  La táctica es siempre la misma: se coloca a la persona en un puesto de libre designación, y después se le hace personal fijo ganando más dinero que los funcionarios que han sacado su oposición.

Para ASAJA, estos tejemanejes que politizan una estructura administrativa como es el ITACYL no casan bien con el propósito del que hace bandera Ciudadanos de venir a regenerar la vida política, justo todo lo contrario de acaparar cargos para figurar y para pagar favores políticos, todo ello con la anuencia de su socio de gobierno el PP. No hay que olvidar que, en la inflada estructura de altos cargos de la consejería de Agricultura y Ganadería, ya se creó una dirección general ad hoc, con exiguas y limitadas competencias, para cubrir el cupo de puestos de Ciudadanos.

Compartir