ASAJA de Castilla y León ha pedido al consejero de Agricultura y Ganadería, José Valín, que medie ante el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, para que exija al Partido Popular y al Gobierno nacional el cese inmediato del presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, Carlos Alcón.

ASAJA de Castilla y León pidió el pasado viernes 21 de marzo al consejero de Agricultura y Ganadería, José Valín, que medie ante el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, para que exija al Partido Popular y al Gobierno nacional el cese inmediato del presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, Carlos Alcón, por la pésima gestión desarrollada al frente de un organismo cuyas decisiones afectan a miles de agricultores de la Comunidad Autónoma.

Entre otros puntos, ASAJA destaca las nefastas propuestas de tarifas de riego formuladas desde la CHD para las provincias de Palencia y de León, propuestas que hacen inviables las explotaciones agrícolas. Igualmente grave es el talante despótico y la total ausencia de diálogo que caracteriza al actual presidente de la Confederación, además de la descoordinación entre la actuación del organismo y las políticas de gestión de agua desarrolladas desde la Junta de Castilla y León y desde la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEISA) del Norte.

No menos grave es la falta de capacidad demostrada por Alcón para desarrollar en Castilla y León el Plan Hidrológico Nacional, un documento fundamental para garantizar una agricultura competitiva y con futuro. Igualmente, no ha ofrecido respuesta a los problemas que afectan a los agricultores que riegan sus parcelas con aguas subterráneas procedentes de acuíferos.

Otros casos que fundamentan las graves críticas de ASAJA son, por un lado, la mala gestión de al campaña de riegos en un año de sequía como fue el pasado 2002 –momentos críticos en los que Alcón prefirió irse de vacaciones, cuando más se necesitaba su presencia– y, por otro, la falta de respuesta a los problemas ocasionados en el sector por las inundaciones sufridas en los años 2000 y 2002. En este caso, además, es achacable una total falta de previsión a la hora de poner en marcha medidas que eviten los daños derivados de las cíclicas riadas.

ASAJA entiende que la negativa gestión de Carlos Alcón no puede prolongarse por más tiempo y que, lo más tardar, en el Consejo de Ministros de la próxima semana esta destitución debería ser un hecho.

La organización profesional agraria confía en que el próximo responsable de la Confederación Hidrográfica del Duero sea una persona dialogante, comprometida con la región, conocedora de los problemas del campo y convencida de que el regadío es la mejor apuesta para el desarrollo de la agricultura y del medio rural.

Compartir