Hoy se ha celebrado una reunión por videoconferencia del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández  Mañueco, con los representantes de las organizaciones profesionales agrarias en Castilla y León, para analizar el momento actual de los agricultores y ganaderos de la comunidad, pieza fundamental en el abastecimiento de la población en el actual estado de alarma que vive nuestro país.

Donaciano Dujo, durante la videoconferencia.

El presidente de la Junta ha trasladado el agradecimiento por su esfuerzo a todas las personas que trabajan en la cadena alimentaria, desde los agricultores y ganaderos de la Comunidad, así como al resto de los eslabones, entre los que se incluyen la industria agroalimentaria y la distribución. Mañueco ha insistido que las prioridades de la Junta en esta crisis son la atención sanitaria, la prestación de servicios sociales, el mantenimiento del empleo y la actividad empresarial y, también, el abastecimiento alimentario y de primera necesidad. En este punto, ha garantizado el apoyo y el refuerzo de medidas para asegurar la cadena alimentaria.

Por su parte, Donaciano Dujo, presidente de ASAJA de Castilla y León, ha expresado la “lealtad y compromiso del sector para que nuestro país sea capaz de superar lo antes posible esta pandemia, aportando su trabajo, “que ahora se reconoce como esencia pero que siempre lo es, porque proporciona alimentos a la sociedad”. Además, Dujo ha agradecido en especial a los profesionales de la sanidad que son los verdaderos héroes en este momento, porque se juegan su salud y su vida.

En cuanto al funcionamiento del sector, el presidente de ASAJA apuntó que, a día de hoy, los problemas se concentran en el sector ganadero, principalmente en los productores de lechazo, cabrito, cochinillo y también de leche dirigida a producir queso. “En estos sectores los cambios de la demanda de los consumidores, sobre todo por el cierre de la hostelería, está dejando a muchas explotaciones entre la espada y la pared”, dijo. ASAJA pide ya medidas de almacenamiento privado, y también un mayor control de la industria para que se provea de producción nacional, “y no que se aproveche del momento para especular y comprar fuera”.

El capítulo agrario por ahora transcurre con más tranquilidad, ahora embarcados los profesionales en las labores del momento. No obstante, el responsable de ASAJA hay apuntado que algunas tareas, como las plantaciones de viñedo, están teniendo problemas para avanzar, por las limitaciones en el movimiento de trabajadores, un punto que hay que tener en cuenta de cara a próximas campañas en el campo.

Alfonso Fernández Mañueco, durante la videoconferencia.
Compartir