“Todo el campo por delante”, la Convención celebrada el viernes, ha reunido a 300 nuevos agricultores y ganaderos de Castilla y León.

Varios centenares de nuevos profesionales del campo de todas las provincias de la Comunidad Autónoma han participado hoy en Valladolid en la Convención de Jóvenes Agricultores organizada por ASAJA Castilla y León bajo el lema “TODO EL CAMPO POR DELANTE”. En el encuentro, que ha sido inaugurado por la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, se ha analizado el papel de los jóvenes agricultores y ganaderos desde la perspectiva de la política europea y la PAC, de los mercados agrarios y de las nuevas tecnologías, entre otros temas.

Esta convención coincide con un momento muy importante para el sector, puesto que en los últimos tiempos, y especialmente en el último año, prácticamente se ha duplicado el número de incorporaciones al campo en la Comunidad Autónoma. Según ha expresado Donaciano Dujo, presidente de ASAJA de Castilla y León, “estas cifras suponen un cambio de tendencia respecto a lo ocurrido tiempo atrás, y las administraciones no pueden dejar de apoyar estas incorporaciones a uno de los sectores que está respondiendo mejor a los envites de la crisis, el primario”. En este sentido, el líder regional apuntó que “tenemos que trabajar todos juntos, sector y responsables políticos, para conseguir que se mantenga ese nivel de incorporaciones al campo que, si bien no suple totalmente el número de los que se jubilan, sí proporciona oxígeno y savia nueva para modernizar el sector”. Dujo pidió celeridad para solucionar los principales problemas que preocupan a los que llegan: que la ayuda a la incorporación se cobre con celeridad, y que fluya el crédito en los bancos, “porque ahora está atascado”. Pero también recordó que “no se trata sólo de sumar nuevas incorporaciones, sino de que la empresa agraria y ganadera sea competitiva y rentable a largo plazo”.

Pedro Barato, presidente nacional de ASAJA, abundó en este punto, señalando que “lo que nos importa a los agricultores y ganaderos no es tanto las ayudas sino que nos paguen un precio justo por lo que producimos, para lo que el Ministerio debe marcar las reglas del juego”. Sobre la negociación de la nueva PAC, Barato subrayó que “hace falta rigor, para que las ayudas lleguen a quien produzca e invierta de verdad” y pidió un tratamiento diferenciado para los profesionales que ejerzan en zonas desfavorecidas y de montaña.

Por su parte, la consejera de Agricultura y Ganadería incidió en la relevancia que hoy por hoy tiene el sector primario y agroalimentario para la economía regional y subrayó el esfuerzo que está desarrollando su departamento para conseguir que en Bruselas comprendan las especificidades de nuestra agricultura y ganadería e incluyan un tratamiento especial para la nueva generación de profesionales.

También intervino en la jornada Josep Puxeu, el que fuera secretario general del Ministerio de Agricultura, quien habló sobre mercados agrícolas y contexto internacional, y se mostró esperanzado ante las posibilidades de futuro del sector primario. “El sector agrícola tiene futuro si te adaptas a lo que el mercado demanda”, indicó, añadiendo que “sí que es posible alimentar al planeta de una forma sostenible, pero para ello hay que tener en cuenta la tecnología y el I+D+i, no podemos producir como antaño”.

La convención ha contado también con las intervenciones de Pedro Narro, director de la oficina de ASAJA en Bruselas y representante de la organización en el CEJA (Consejo Europeo de Jóvenes Agricultores), que ha analizado “El protagonismo de los jóvenes en la nueva PAC y de Víctor Gañán, director de la empresa de comunicación Servilia, que ha hablado sobre “Jóvenes, nuevas tecnologías y medio rural”.

Compartir