Técnicos de todas las organizaciones provinciales de ASAJA en Castilla y León celebran esta mañana en Valladolid una reunión para analizar las complicaciones que acarreará la tramitación de las solicitudes de pagos compensatorios de la Política Agrícola Común a partir de la nueva campaña, cuyo plazo de presentación se iniciará el próximo día 1 de febrero.

Técnicos de todas las organizaciones provinciales de ASAJA en Castilla y León celebran esta mañana en Valladolid una reunión para analizar las complicaciones que acarreará la tramitación de las solicitudes de pagos compensatorios de la Política Agrícola Común a partir de la nueva campaña, cuyo plazo de presentación se iniciará el próximo día 1 de febrero.
Como en el año anterior, en la Solicitud Única se podrán incluir tanto la solicitud de pagos comunitarios por superficie para determinados cultivos herbáceos en la campaña de comercialización 2005/2006, como las ayudas comunitarias al sector ganadero en el año 2005, las ayudas agroambientales de la campaña agrícola 2004/2005 y la indemnización compensatoria para el año 2005; además, por primera vez, se incluirá también en la solicitud a la ayuda al sector lácteo. En principio, el plazo de presentación concluirá el segundo viernes de marzo, el día 11.
Ya en esta campaña, se aplicará la criticada por ASAJA modulación, con un recorte inicial del 3 por ciento a partir de los 3.000 euros de ayudas, que se incrementará en las próximas convocatorias; también entra en vigor la ecocondicionalidad, que implicará numerosas limitaciones y requisitos para el productor. A las complicaciones que ya reviste la tramitación de las ayudas este año, se sumarán más aún la próxima campaña, puesto que habrá que hacer una doble solicitud: una que se corresponderá con la ayuda acoplada y otra para la desacoplada. Además, en la campaña 2006 habrá que tener en cuenta el nuevo sistema de derechos de producción, que se adjudicarán teniendo como referencia a los años 2000, 2001 y 2002. Estos numerosos y radicales cambios implican una formación muy especializada de los técnicos que tramitan las solicitudes, el único medio de evitar desagradables sorpresas y perjuicios para los agricultores y ganaderos.
A estas complicaciones a las que hay que sumar la entrada en vigor, sin periodo de adaptación previo, del Sistema de identificación geográfica de parcelas agrícolas, el Sigpac. Desde esta semana la página web que incluye la red de fotos y datos que componen este sistema puede consultarse libremente (www.sigpac.jcyl.es). Son ya muchos los agricultores que se están encontrando con que los datos de este nuevo registro no concuerdan con los del catastro, cambios que les supondrían una pérdida importante en la percepción de ayudas. Tal como había advertido ASAJA, dada la precipitación con la que se ha llevado este tema no dará tiempo material a que los agricultores que así lo deseen presenten sus alegaciones a los datos contenidos en el nuevo sistema y a que, lo que es más importante, conozcan si la Administración acepta sus reclamaciones, para contar con datos comprobados y fidedignos a la hora de presentar su solicitud de ayudas.
Muchos puntos, pues, a tener en cuenta en la tramitación de las solicitudes PAC, y que justifican jornadas como la celebrada hoy para actualizar y dotar a los equipos técnicos de las distintas oficinas de ASAJA con la información y medios punteros para asesorar de la manera más profesional y eficaz posible a agricultores y ganaderos.
Compartir