Esta mañana se reúnen de nuevo en Toral de los Guzmanes (León) representantes ASAJA y del resto de organizaciones agrarias, así como de las cooperativas, para pactar el calendario de protestas que se celebrarán en Castilla y León con el objetivo de conseguir un precio justo para la leche.

A partir de las 12,30 de esta mañana se reúnen de nuevo en Toral de los Guzmanes (León) representantes ASAJA y del resto de organizaciones agrarias, así como de las cooperativas, para pactar el calendario de protestas que se celebrarán en Castilla y León con el objetivo de conseguir un precio justo para la leche.

La decisión de movilizarse es unánime en el sector, especialmente después del plantón que la industria dio al sector productor en la reunión convocada por la Consejería de Agricultura y Ganadería el pasado viernes.

Paralelamente, y tras protagonizar el pasado jueves un encierro en la sede de la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil), una representación de ASAJA –que incluye al presidente regional, Donaciano Dujo, y al nacional, Pedro Barato– se reunirá esta mañana en Madrid con responsables de la industria en un último intento de evitar que cumplan con su amenaza de rebajar el precio de la leche en origen.

ASAJA quiere que la industria clarifique y desvele cuáles son las causas por las que pretende bajar el precio de la leche en origen cuando no existe ningún motivo, más bien al contrario, que justifique la rebaja. De hecho, los ganaderos atraviesan una grave crisis de precios que está provocando el abandono de la actividad productiva. ASAJA exige que la Fenil de un giro radical en sus planteamientos. Durante el encuentro se realizará un balance de los resultados de la campaña láctea 2002-2003, que finaliza el próximo 31 de marzo, a la vez que los responsables de ASAJA plantearán la necesidad de que la Administración apruebe para la próxima, que se inicia el 1 de abril, un Plan de Viabilidad para el sector lácteo. Este plan debe incluir una serie de medidas que contribuyan a garantizar la viabilidad y rentabilidad del sector lácteo español, “y para ello es fundamental fijar una política de precios justa; el cumplimiento del sistema de cuotas y la persecución de la leche negra”.

Compartir