ASAJA considera que es papel de las administraciones “poner freno a esta desprofesionalización de la agricultura, que admite que reciban ayudas personas con mínima o incluso nula actividad en el campo, lo que crea una brutal competencia desleal con los agricultores profesionales”

Hoy se han conocido los últimos datos del Fondo Español de Garantía Agraria sobre primas de vacas nodrizas, que reflejan la evolución del sector ganadero en nuestro país y nuestra región. Así, prosigue la reducción en el número de explotaciones –en torno a un 2 % menos anual–, aunque no ocurre lo mismo con los censos de animales, que se mantienen e incluso aumentan, lo que confirma que las explotaciones se siguen redimensionando y profesionalizando.

Sin embargo, lo más notable es que la reducción de titulares que reciben la prima a la vaca nodriza es pareja a la reducción real del número real de granjas. Algo que puede parecer una evidencia, pero que no lo es, puesto que en los pagos únicos de la PAC ocurre lo contrario. “Mientras que el ganadero llega un momento en el que, por edad u otras variables económicas, abandona y traspasa su explotación y deja de recibir por consiguiente la ayuda, en agricultura ese momento no se produce, y dejar de cotizar no significa que se deje de ser perceptor de la PAC”, critica la OPA.

ASAJA considera que es papel de las administraciones “poner freno a esta desprofesionalización de la agricultura, que admite que reciban ayudas personas con mínima o incluso nula actividad en el campo, lo que crea una brutal competencia desleal con los agricultores profesionales”. La constatación de estas irregularidades también revela la importancia y conveniencia de que, como reclama ASAJA, el porcentaje de ayudas asociadas a la producción sea lo más alto posible, como ocurre en la prima a la vaca nodriza.

Según los datos del FEGA, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, comparando con la campaña 2011, los animales que recibieron la prima por vaca nodriza en Castilla y León ascendieron en 2012 a 402.237,9, lo que supone un aumento del 0,4% respecto a la campaña 2011, en la que la cifra de animales pagados fue de 400.507,1.

Por el contrario, el descenso en el número de beneficiarios de la prima por vaca nodriza con respecto a la campaña anterior fue en torno al 2%, porcentaje similar al de las caídas registradas en los últimos años. En la campaña 2012, los beneficiarios de esta ayuda han sido 8.733, mientras que en campaña 2011 el número registrado ascendió a 8.908 beneficiarios. 

Compartir