ASAJA recuerda a los agricultores y ganaderos que, hasta finales de mayo, se completan las modificaciones de los expedientes

Hoy termina el plazo de presentación de solicitudes de ayudas de la PAC 2019 en Castilla y León, diez días más tarde del plazo inicialmente previsto. A partir del próximo lunes, y hasta finales de mayo, comienza un periodo transitorio en el que se procede a rematar los “flecos” de la tramitación de los expedientes. A partir del lunes, la Junta de Castilla y León realiza un cruce informático para detectar duplicidades en parcelas y proceder a su corrección.

Hasta el 31 de mayo se pueden presentar modificaciones en los expedientes, que pueden ser tanto de añadir como de quitar parcelas, así como variaciones en los cultivos.  La gestión de estos expedientes, sujetos a todo tipo de controles administrativos, no finaliza hasta que no se ejecuta la orden de pago y ésta es correcta, lo que en no pocos casos alarga el proceso más de doce meses.

Además, desde ASAJA se recuerda a todos los agricultores y ganaderos que, hasta el 31 de mayo, pueden realizarse las siguientes gestiones en nuestras oficinas:

  • Modificación de las solicitudes de los regímenes de ayudas por superficies y ayudas de desarrollo rural. Se podrán incluir nuevos regímenes de pagos directos o medidas de desarrollo rural, añadir parcelas individuales o derechos de pago individuales
  • Las parcelas agrícolas de hectáreas admisibles utilizadas para justificar derechos de ayuda deberán estar a disposición del agricultor, bien en régimen de propiedad, usufructo, arrendamiento, aparcería o asignación por parte de una entidad gestora de un bien comunal.
  • Las comunicaciones de cesiones de derechos de pago básico.
  • Presentar renuncia al mantenimiento en el régimen de pequeños agricultores.
  • En el pago para jóvenes agricultores, disponer de un expediente favorable de concesión de la ayuda de primera instalación o acreditar poseer un nivel de capacitación agraria suficiente.
  • Los jóvenes agricultores y los agricultores que comienzan su actividad agrícola que soliciten derechos de la reserva nacional, deben cumplir los requisitos de primera instalación, tener la formación y capacitación adecuada y estar dado de alta en la Seguridad Social por la actividad agraria.
  • En la ayuda asociada a las legumbres de calidad, estar inscritos, o en proceso de inscripción, en alguna denominación de calidad.
  • En las ayudas asociadas a la ganadería, mantener la titularidad de las explotaciones en las que se encuentren los animales susceptibles de percibir la ayuda, durante las fechas en las que se determina y en todo caso hasta el 31 de mayo.
  • En la ayuda asociada para las explotaciones de ovino y caprino, en el caso de jóvenes ganaderos y de ganaderos que comienzan su actividad, que se incorporen en una explotación ganadera con posterioridad al 1 de enero, los animales con derecho al cobro de esta ayuda serán los animales elegibles presentes en la explotación según la última declaración censal disponible a fecha 31 de mayo.

A falta de datos oficiales y hasta que se contabilicen todas las solicitudes que hasta hoy viernes se presenten, ASAJA estima que, siguiendo la tónica de todas estas campañas, habrá una reducción en el número de beneficiarios, aunque es previsible que se mantengan el montante de pagos debido a que esa reducción de beneficiarios provoca un redimensionamiento de las explotaciones.

ASAJA, junto al resto de organizaciones agrarias y entidades financieras, es entidad colaboradora de la Junta de Castilla y León en la gestión de estas ayudas, encabezando en Castilla y León la tramitación tanto por número de expedientes como por cuantía de los importes, por la profesionalización de los socios de la organización.

Compartir