Las presiones de la Confederación Internacional de Remolacheros Europeos (CIBE), de la que ASAJA es miembro, han conseguido que el recorte de cuota de producción en el sector del azúcar sea menor del millón de toneladas propuesto inicialmente.

Las presiones de la Confederación Internacional de Remolacheros Europeos (CIBE), de la que ASAJA es miembro, han conseguido que el recorte de cuota de producción en el sector del azúcar sea menor del millón de toneladas propuesto inicialmente. Aún así, ASAJA-Confederación considera un mazazo para el sector remolachero la decisión de la Comisión Europea de reducir esta cuota en 826.988 Tm. para la campaña 2002/2003, que supondrá para España un recorte de 22.800 Tm., de las cuales, 13.600 corresponden a Castilla y León.

Esta reducción se realiza por el llamado mecanismo de desclasificación temporal de cuota, previsto en la OCM, por el que, si una vez realizados los balances de consumo y producción de azúcar de cuota se superan los límites establecidos por al Organización Mundial del Comercio (OMC), se reduce el exceso.

La medida no tendrá una repercusión directa en la remolacha contratada esta campaña, pero sí en la siguiente, ya que aumentará la cantidad reportada (producción a cuenta de la cuota de la siguiente campaña), disminuyendo la capacidad de contratación de remolacha del próximo año.

Esta desclasificación, del 2,3 por ciento, se traduce para Castilla y León en una reducción de 101.194 Tm. de remolacha, que habiendo sido producidas dentro de la cuota, se catalogará como remolacha de reporte para la próxima campaña, con un impacto económico cercano a los 5 millones de euros.

Los recortes de cara a la próxima campaña en las fábricas de la región, de acuerdo con la última contratación, serían los siguientes: La Bañeza, 11.828 Tm.; Benavente, 10.002 Tm.; Toro, 19.970 Tm.; Peñafiel, 16.250 Tm.; Monzón de Campos, 7.702 Tm.; Miranda de Ebro, 9.487, y ACOR, 25.955 Tm.

Se trata de la segunda ocasión en que se aplica esta declasificación de cuota, cuyas causas hay que buscarlas en una caída del consumo en Europa y en la situación de bajos precios del mercado mundial. De la magnitud del recorte da idea el hecho de que la cantidad desclasificada este año será casi el doble de la aplicada en la campaña 2000/2001, que fue de 498.800 Tm.

ASAJA-Confederación lamenta esta decisión de la Comisión Europea porque ensombrece la buena campaña que se les avecina a los remolacheros, ya que el año que viene partirán con mucho reporte acumulado y, por tanto, la contratación será menor.

Compartir