El Consejo Económico y Social Europeo exige una PAC bien financiada y un apoyo especial para los jóvenes agricultores

La reforma de la PAC debe servir para fortalecer la posición financiera de los agricultores, así como su posición en la cadena de suministro. Una PAC fuerte y bien financiada es esencial para una agricultura sostenible y viable en la UE. Las disposiciones de la PAC deben atraer y apoyar a los jóvenes agricultores y facilitar la renovación generacional. Esto incluye un primer pilar sólido que garantice unos ingresos justos para los agricultores activos, y un segundo pilar destinado al desarrollo de las zonas rurales europeas.

Es crucial que la PAC proteja el funcionamiento del mercado único; pero la futura PAC también debe cumplir sus compromisos con el medio ambiente, el cambio climático y la biodiversidad, así como con los problemas sociales y de empleo en las zonas rurales.
Esta es la conclusión del dictamen del Comité Económico y Social Europeo (CESE): El futuro de la alimentación y la agricultura en la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), adoptada en su sesión plenaria el pasado 23 de mayo en Bruselas. Hay que recordar que en este órgano de consulta participa Ricardo Serra, de ASAJA, en representación de los agricultores y ganaderos españoles,
“Los agricultores europeos -granjas familiares, pymes, cooperativas y otros sistemas agrícolas tradicionales- deben poder vivir de sus ingresos agrícolas, lo que debe garantizarse con precios justos y fuertes pagos directos, mientras que los segundos solo deben destinarse a agricultores activos y empresas agrícolas. No es suficiente ser simplemente el propietario de las tierras agrícolas “, ha señalado Jarmila Dubravská, ponente del dictamen.

Contra la renacionalización
El CESE respalda una PAC sólida y bien financiada y un aumento del presupuesto de la UE hasta el 1,3% de la RNB en línea con el crecimiento de la economía de la UE. “Se debe proporcionar una financiación adecuada de la PAC para abordar los bajos ingresos de los agricultores y los trabajadores agrícolas, la inflación y cualquier déficit Brexit, así como requisitos adicionales ambientales y del cambio climático “, dijo el coponente John Bryan.
Para los agricultores de la UE es sumamente importante que las propuestas legislativas implican una simplificación real de los elementos más burocráticos de la PAC. El CESE propone un rediseño completo del sistema de control a nivel de granja, haciéndolo más eficiente y menos burocrático mediante el uso de nuevas tecnologías mejoradas. “Apoyamos un sistema integral de control basado en el riesgo, pero debe ser más efectivo y proporcionar asesoramiento e incentivos antes de sancionar”, destacó John Bryan.
La subsidiariedad no debe socavar la PAC o el mercado único. Solo debe aplicarse a los planes de los Estados miembros sobre la aplicación de los objetivos de la PAC, lo que les da cierta flexibilidad para adoptar las opciones de pago del primer y segundo pilar que mejor se adapten a los tipos, estructuras y condiciones del país respectivo, teniendo en cuenta sus condiciones naturales y medio ambiente El CESE, sin embargo, no está a favor de que los Estados miembros transfieran fondos del Pilar II al Pilar I. Más bien exige un nivel razonable de cofinanciación del segundo pilar para todos los Estados miembros.
“No se debe poner en peligro el mercado único que funciona bien. La renacionalización daría lugar a una mayor divergencia de precios y de mercado”, subrayó Jarmila Dubravska. Para prevenir el fraude y permitir que los consumidores tomen decisiones informadas, el CESE pide un etiquetado obligatorio del origen de los productos agrícolas y alimenticios.
También ha advertido el CESE sobre los acuerdos de comercio internacional, en los que la UE acepta importaciones de alimentos que no cumplen las normas de la UE en materia de seguridad alimentaria, medio ambiente y trabajo. Por ello, la UE debe buscar una estrategia más coherente entre la PAC y la política comercial.

Recursos naturales
11 millones de agricultores, creando 22 millones de puestos de trabajo directamente en las explotaciones agrícolas y otros 22 millones de puestos de trabajo en el sector alimentario más amplio de toda Europa se ven afectados por la reforma de la PAC. En muchas áreas rurales, los bosques y el sector forestal desempeñan un papel crucial. La agricultura sostenible y viable es un sector importante, no solo en términos de producción de alimentos, sino también en términos de gestión de la tierra y provisión de bienes públicos, así como protección ambiental de nuestros recursos de agua, suelo, aire y biodiversidad. Por lo tanto, la PAC debe reflejar los objetivos y metas clave establecidos en Naciones Unidas y en el Acuerdo de París.

Jóvenes agricultores y mujeres
El CESE propone mejorar el apoyo de la PAC a los jóvenes agricultores y la renovación generacional. Proporciona algunas propuestas relevantes en su opinión, como un aumento del 25% de recargo para los jóvenes agricultores en el Pilar I; la introducción de un plan de jubilación en el Pilar II, incluida una disposición para un plan de movilidad de la tierra; la provisión de ingresos adicionales en la forma de un pago de cinco años para los jóvenes que establecen pequeñas granjas que producen para los mercados locales; innovación y transferencia de conocimiento; etc. Además, el CESE pide que se incluyan medidas en la PAC destinadas a alentar a las mujeres a entrar en la agricultura.

Compartir