Otro testimonio, esta vez de la LTO, principal organización agraria de los Países Bajos, sobre la peligrosa deriva que está tomando en Europa el tema del lobo.

Saskia Duives-Cahuzak, presidenta del Departamento de Ganadería de Ovino de la LTO, teme el avance del lobo en los Países Bajos, reconociendo que allí aún no sufre el descalabro que ya existe en otras partes, como España. También denuncia que por ahora Bruselas está ciega respecto al problema, no admite la ineficacia de las medidas preventivas, y hasta apunta a que las indemnizaciones sean pagadas detrayendo fondos de los pagos directos de la PAC.

“El lunes pasado estuve en Bruselas en el grupo de trabajo sobre la ganadería ovina en la Copa Cogeca, la organización paraguas europea para organizaciones agrícolas. El lobo está en la agenda de forma habitual, porque no le importan las fronteras y es un problema que tenemos que resolver juntos. En comparación con otros países de Europa, todavía estamos en paz en los Países Bajos. Francia, España, los países escandinavos y los países bálticos pierden muchos miles de ovejas cada año al lobo, a pesar de los muchos millones que gastan en prevención.

El Sr. Delgado de la Comisión Europea fue invitado a esta reunión. Dijo que el problema con el lobo existía principalmente en áreas donde el lobo hace su aparición, y que los pastores todavía tienen que aprender a poner barreras, para que el lobo aprenda que debe comer ciervos. Según este portavoz de la Comisión, en las zonas donde el lobo come ovejas es por culpa de la falta de medidas preventivas, y el hombre debe aprender a convivir con el lobo.

Los allí reunidos (responsables de las OPAS y cooperativas europeas) escucharon esto con cierta irritación. Las experiencias de los pastores son completamente diferentes. En Polonia, dos niños fueron atacados por el lobo esta primavera. A pesar de los millones gastados en Francia en prevención (por ejemplo, los pastores obtienen perros de vigilancia del estado), el daño es enorme.

Durante la discusión también se trató de los costos del lobo, ¿quién va a pagar eso? El Sr. Delgado tenía una solución simple para esto: en la nueva Política Agrícola Común (PAC), bastaría “simplemente” con transferir un poco más de dinero del pilar I (de aquí se pagan los pagos directos) al pilar II (de aquí se sufragan las medidas medioambientales, entre otras cosas).

La reunión quedó en estado de shock. El pilar I ya se está cortando y la financiación es cada vez más baja. ¡Y de esta manera los granjeros pagarían todos los costos del lobo! Afortunadamente, hay un tiempo antes de que se imponga tal cosa, porque aún no se ha dicho la última palabra.”

Saskia Duives-Cahuzak. Presidenta del Departamento de Ganadería de Ovino de LTO, organización de agricultura y horticultura de los Países Bajos

web LTO

 

Compartir