Fuente: CAMPO REGIONAL

John Deere y New Holland son las marcas que, tanto en España como en toda Europa, copan las mayores cuotas del mercado de tractores: el 40 por ciento de los vendidos en nuestro país en 2017 pertenecía a una de esas dos firmas, un 30 por ciento en el caso europeo, aunque reducen la brecha con Fendt. Las diferencias llegan en los siguientes puestos: mientras que la tercera más vendida en Europa es Fendt, seguida por Massey Ferguson, Kubota y Deautz Fahr, en España el tercer puesto lo comparten Kubota y Case IH, seguida por Massey Ferguson.

Aunque en 2017 Castilla y León el número de tractores vendidos descendió ligeramente, en España y en Europa ocurrió justo lo contrario. Un total de 161.235 tractores agrícolas se registraron en 30 países europeos en 2017, según la CEMA (Asociación Europea de Fabricantes de Maquinaria Agrícola). Esto representa un aumento del 12,8% en comparación con 2016 y, por lo tanto, una fuerte recuperación del mercado.
Según señala la web de información Terre-net, el aumento en los registros de tractores se debe principalmente a las ventas de final de año. Este pico está relacionado principalmente con la nueva regla de homologación de tractores, aplicable a todos los modelos nuevos desde el 1 de enero de 2018. En consecuencia, muchos registros se emitieron a finales de 2017.

Solo Italia apuesta por lo suyo

En los dos países que comprar más tractores en Europa, Alemania y Francia, las cinco primeras marcas más vendidas son las siguientes. En Alemania: John Deere, Fendt, Deutz-Fahr, Kubota y New Holland. En Francia, la que más vende es también John Deere, seguida por New Holland, Fendt, Massey Ferguson y Class. Llama la atención el peso de las marcas nacionales en Italia: aunque la primera es New Holland, le sigue Same+Lamborgini, Antonio Carraro, Goldoni y, detrás, John Deere.

Castilla y León

Castilla y León es una de las comunidades autónomas donde más se invierte en mecanización agraria, tal como destacó el presidente, Juan Vicente Herrera, en su visita a la reciente feria de Lerma. Incluso en un año pésimo para la agricultura como fue 2017, las cifras oficiales apuntan que se compró maquinaria nueva por valor de un total de 169,3 millones de euros, lo que supone el 17 % del conjunto del país. Respecto a las ventas registradas en Castilla y León en 2016, se apreció un ligero descenso del 0,54 por ciento en tractores, un retroceso que se explica por la sequía, y que no fue más agudo por la causa ya comentada, que hubo concesionarios que dieron salida a tractores que no iban a poder adaptarse a la nueva regla en vigor a partir del 1 de enero de 2018.
Sí retrocedieron fuertemente en la comunidad autónoma las ventas de remolques (-22,82%) y maquinaria automotriz (-22,30%), mientras que se vendió un 8,67% menos de maquinaria arrastrada o suspendida.
Las inversiones más importantes se producen en tractores, con 90,4 millones de euros y 1.298 unidades, seguidas por las cosechadoras de cereales, con más de 17 millones y 13.762 unidades, y los equipos de aplicación de productos fitosanitarios, con 12 millones y 34.272 máquinas. En el conjunto de maquinaria, destacan Valladolid y Burgos como principales provincias inversoras.

Compartir