Después del reparto de patatas en Valladolid a cambio de la voluntad, al que acudieron en masa los ciudadanos de la capital (fueron más de un millar, y alguno tuvo que quedarse sin patatas), continúan las protestas de los productores. Una curiosa llega desde León: según informa ASAJA-León, un agricultor de la provincia abrirá el domingo su nave para despachar patatas gratuitamente.

Después del reparto de patatas en Valladolid a cambio de la voluntad, al que acudieron en masa los ciudadanos de la capital (fueron más de un millar, y alguno tuvo que quedarse sin patatas), continúan las protestas de los productores. Una curiosa llega desde León: según informa ASAJA-León, un agricultor de la provincia abrirá el domingo su nave para despachar patatas gratuitamente.
Maximiliano Peña Rubio, un agricultor de Villanueva de Jamuz, localidad próxima a La Bañeza, abrirá el domingo día 16 a partir de las 10 de la mañana y hasta la noche, su nave para despachar patatas a todos los leoneses que lo deseen con la única contrapartida de aportar «la voluntad» de cada uno. No existe límite de personas a las que se pueda atender, ni tampoco hay problema con la cantidad de patatas a retirar ya que en la nave se almacenan todavía 500.000 kilos del tubérculo, la mayoría de la producción que recogió el pasado otoño. El resto de la cosecha, como le ha ocurrido a los demás productores de la provincia, la ha malvendido o prácticamente regalado al irrisorio precio de 2 ó 3 céntimos de euro el kilo, las mismas patatas que después se encuentran en las tiendas y grandes superficies a 60 céntimos de euro o incluso más.
La iniciativa de este joven agricultor surgió a raíz del acto reivindicativo celebrado ayer en Valladolid en el que ASAJA de Castilla y León «vendía» en la capital pucelana 50 kilos de patatas por 1 euro.
Si la iniciativa resultase un éxito, y el agricultor pudiese deshacerse de esta forma de una mercancía que en caso contrario terminaría en el vertedero, en próximos días la organización agraria ASAJA proporcionará la dirección de otros agricultores dispuestos a hacer algo similar.
Otro dato curioso: en el reparto de patatas del jueves en Valladolid, donde también se pidió la voluntad, se «recaudaron» 171,26 euros por los 5.000 kilos repartidos; es decir, que el kilo salió a 3,4 céntimos de euro, un precio que parece vergonzoso pero que es, por desgracia, el mismo que le están pagando al productor, a pesar de que en el mercado el kilo está a 60 céntimos….
Compartir