El objetivo es incrementar los censos ganaderos de las razas autóctonas de Castilla y León

El 20 de mayo se abrió el plazo de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, por la que se convocan las ayudas destinadas al fomento de la cría e inscripción de ejemplares de razas puras de Castilla y León en los libros genealógicos. El período finaliza el 20 de junio.

Se pretende conseguir el incremento de los censos ganaderos de las razas autóctonas de Castilla y León, ampliar la distribución geográfica de los efectivos ganaderos de esas razas a nuevas explotaciones e incrementar la mejora genética de nuestra cabaña ganadera.

Las ayudas se concederán con cargo a los Presupuestos Generales de la Comunidad de
Castilla y León con un techo de gasto de 1.000.000 euros.

Compartir