La organización agraria ofrece a las JAL, que se encuentran en situación de desamparo tras la desaparición de la Cámara Agraria, sus servicios técnicos para actualizar su funcionamiento a la nueva normativa

En la actualidad, las 250 Juntas Agropecuarias Locales que hay constituidas en Salamanca se encuentran desfasadas y necesitan adaptarse a la normativa actual para su correcto funcionamiento. Por ese motivo, desde ASAJA Salamanca se ha decidido ofertar a todas las JAL de la provincia el uso del equipo técnico de la organización agraria para poder actualizarse y cumplir con los requisitos que marca la Ley.

ASAJA Salamanca considera que estas Juntas Agropecuarias Locales realizan un trabajo importante en el mundo rural y siempre ha apostado por su correcto funcionamiento para dar un mejor servicio a los agricultores y ganaderos. En estos momentos, los responsables de las JAL se encuentran con graves problemas para realizar algunos de los trámites cotidianos exigidos por la Ley.

Por otra parte, aquellas que tienen determinado patrimonio, bien sea en forma de maquinaría agrícola o son responsables de instalaciones de servicio como las básculas, también deben adecuarse y actualizar su gestión conforme a la normativa actual. Lo mismo ocurre con aquellas que gestionan los espigaderos o son las responsables de los cotos de caza, cuyos requisitos legales son todavía más exigentes.

Desde ASAJA Salamanca se pretende facilitar la gestión de las JAL, apoyando a sus responsables con los servicios técnicos, jurídicos y de contabilidad, que tiene la organización agraria líder en la provincia tanto en su sede en Salamanca como en las de Ciudad Rodrigo, Vitigudino, Peñaranda o Guijuelo. Los responsables de las JAL interesados pueden llamar al 923 190 720 para informarse.

De esta forma, ASAJA Salamanca pretende dar respuesta a una de las necesidades que tiene el sector agroganadero, tras la desaparición de la Cámara Agraria, hace ya más de un año, y descargar a los agricultores y ganaderos que son responsables de su gestión de los trámites burocráticos que tienen que realizar para su correcto funcionamiento.

Compartir