ASAJA Salamanca informa de un nuevo caso de ataque a animales vivos y destaca la peculiaridad del suceso

“En mis 53 años, nunca había visto algo así”, declaró el ganadero afectado por la muerte de un becerro en Hinojosa de Duero, quién se puso en contacto este jueves, 8 de octubre, con ASAJA Salamanca para solicitar amparo.

 Desde la OPA, se le ha ofrecido contacto directo con la Patrulla del Lobo que se personó esta mañana, 9 de octubre, en la finca del municipio salmantino y, tras observar el cadáver del becerro limusín que estaba completamente partido a la mitad, lo certificaron como obra de los lobos. La organización agraria insiste a la Junta de Castilla y León que el sistema de compensaciones es deficitario, pues no contemplan todos los gastos que suponen las lobadas. De hecho, el presidente de ASAJA Salamanca, Juan Luis Delgado, trasladará personalmente éste y otros casos a la Mesa del Lobo, que tendrá lugar en los próximos días.

El ganadero tenía un lote de 20 vacas en 100 hectáreas y, según asegura, el lobo habría separado a la novilla del grupo y se había llevado al ternero, que acababa de nacer”. “En extensivo es difícil encontrar a un recién parido, pero nos dimos cuenta ya que la novilla estaba muy nerviosa y ni siquiera quería ir hacia la zona donde estaba la mitad del becerro”. Ésta es la primera vez que el ganadero sufre un ataque de lobo, pero no de fauna salvaje, ha tenido acometidas de buitres y meloncillos, aunque atestigua que, la zona, es objeto de daños por lobos asiduamente “aunque casi siempre en ovejas”.

ASAJA Salamanca vuelve a denunciar que Las Arribes conforman uno de los escenarios idóneos para los ataques de lobo y muestra su apoyo a todos los ganaderos que sufren estos sucesos y estos períodos de incertidumbre e impotencia, ya que esperan a que las vacas paran para poder vender y subsistir y, de este modo, se les dificulta más su trabajo.

Compartir