La Junta de Castilla y León ha aprobado destinar uno 3.411.000 euros a la compra de material para la identificación individual de los animales de las especies ovina, caprina y bovina lo que permitirá adquirir 2.894.000 unidades de identificación. La propuesta responde a la necesidad de cumplir con la normativa comunitaria que establece un sistema de identificación y registro de los animales de las especies ovina, caprina y bovina. Esta señalización individual está compuesta por un crotal y un identificador electrónico (bolo ruminal, mini bolo ruminal o crotal electrónico) en los animales ovinos y caprinos y por dos marcas auriculares (crotal) en el caso de los animales bovinos. La adquisición de estos identificadores se contratará por procedimiento abierto y entre las condiciones especiales de contratación se recoge que la empresa adjudicataria debe acreditar que, al menos, el 30 % del total de los trabajadores afectados por el contrato gocen de estabilidad laboral.

Compartir