Se garantiza un importe máximo de 12 euros por oveja o cabra elegible, coofinanciado entre la Administración General del Estado y la Comunidad de Castilla y León

El Boletín Oficial de Castilla y León publicó el lunes, 22 de junio, las bases reguladoras para la concesión de ayudas a ganaderos que han tenido problemas en la comercialización de corderos y cabritos durante los meses de marzo y abril, como consecuencia del estado de alarma por la COVID-19.

El techo de gasto que contemplan los Presupuestos Generales de la Comunidad de Castilla y León es de 2.460.000 euros; a lo que se le asignará el importe que se determine en la Conferencia Sectorial del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Lo que supone un importe máximo de 12 euros por oveja o cabra elegible de cada explotación.

El procedimiento para la concesión de las ayudas reguladas en la orden se iniciará de oficio, una vez finalizado el plazo de presentación de las solicitudes únicas de ayudas PAC 2020; ya que se articulan como complemento de pago de las asociadas. El tiempo máximo para resolver las solicitudes de ayuda y notificar las resoluciones será de seis meses.

El sector de producción de las especies de ovina y caprino tiene la consideración de sector estratégico para nuestro país y especialmente para Castilla y León desde todos los ámbitos. En este tipo de explotaciones concurren una serie de características que no solo tienen que ver con el manejo, sino también con las tradiciones culturales y pastoriles de Castilla y León, jugando un importante papel destacado tanto económico como social y medioambiental y se caracteriza por una serie de particularidades que la diferencian de otros sectores ganaderos.

Aquí puede acceder al texto completo del BOCyL: bases

Compartir