Todos los titulares de explotaciones ganaderas, salvo los de bovino y el equino identificado con microchip, han de comunicar obligatoriamente el censo de animales en la explotación en el registro REGA en la Unidad Veterinaria que le corresponda.

Esta obligación es extensiva también para los corrales domésticos, y el no realizarlo conlleva retrasos y penalizaciones en las ayudas de la PAC.

El plazo finaliza el 1 de marzo.

Compartir