Hoy se publica en el BOCYL la resolución de la DG de Política Agraria Comunitaria por la que se amplía un año más la moratoria para cumplir la normativa de aplicación de purines.

En el preámbulo de la resolución se señala que, a la vista de la evolución de la maquinaria agrícola en 2018 y 2019, «y a pesar del importante esfuerzo realizado por los agricultores y ganaderos de Castilla y León para la adaptación de los equipos a la aplicación localizada de purines, se considera necesario un año más para que el sector esté en condiciones de cumplir la nueva normativa».

Esta excepción repercute en el cumplimiento de la condicionalidad, en el caso de las Buenas Condiciones Agrarias y Medioambientales, relativa a la aplicación de purines en las superficies agrícolas,ya que en principio la normativa determinaba que desde 2019 y no podría realizarse mediante cañones. En 2020, el último año para adaptar todos los sistemas, podrá realizarse la aplicación de purines con otros sistemas de distribución no localizada -platos o abanicos- siempre y cuando la temperatura máxima en el día de la aplicación no supere 30 grados, y siempre que se entierren en el plazo más breve posible, máximo cinco días desde la aplicación.

Enlace boletín CyL

Compartir