La Consejería de Agricultura y Ganadería ha convocado las ayudas destinadas para la mejora de la producción y comercialización de la miel. El plazo concluye el próximo 6 de julio. Recuerda que en ASAJA te informamos y asesoramos.

Estas ayudas están dirigidas a personas físicas o jurídicas titulares de explotaciones apícolas, con al menos 150 colmenas, incluidas aquellas de titularidad compartida, así como las cooperativas apícolas y organizaciones representativas con personalidad jurídica propia, que cumplan una serie de requisitos.

Hay bastantes cambios respecto a la anterior convocatoria. Así, en la orden de bases se añade la definición de apicultor trashumante, mientras que se elimina la de campaña apícola. En las obligaciones de los beneficiarios se añade mantener al menos el mismo número de colmenas reflejadas en su solicitud de ayuda, y hacer constar en la solicitud si se trata de un apicultor trashumante o asociación con un 50% de socios o más apicultores trashumantes.

También hay variaciones en el número de colmenas que se tendrá en cuenta para el cálculo de la cuantía individualizada de la subvención, del cumplimiento de requisitos, de la priorización y el pago de las ayudas.

Además, hay algunas modificaciones en prácticamente cada una de las líneas subvencionables, por lo que aconsejamos a los apicultores interesados que se informen de todos los detalles en las oficinas de ASAJA, en las que les ayudarán a tramitar sus solicitudes.

El porcentaje de ayuda es distinto para cada una de las líneas subvencionables, calculado sobre el coste total de las inversiones realizadas sin superar un máximo por colmena o por técnico, que se determinará en cada convocatoria. Las subvenciones se otorgarán a aquellos solicitantes que, cumpliendo los requisitos exigidos, obtengan una puntuación mínima de 5 puntos, aplicando los criterios objetivos de valoración para el otorgamiento de las subvenciones. La cantidad total pagada en concepto de la Línea B (varroasis) será como máximo un 50% del total presupuestado para cada año.

Nuestra organización pide presupuesto suficiente para que se cubran las líneas, en especial las referidas a adquisición de tratamientos contra varroa y alimentación.

BOCYL

Compartir