El Ministerio de Agricultura ha editado una guía práctica para facilitar la vigilancia sanitaria de la fauna silvestre y contribuir a mantener la salud en el campo.

Esta guía está destinada a todas las personas que, por su actividad profesional o su afición, estén en contacto con el campo: cazadores, pero también agentes forestales y de medio ambiente, agricultores y ganaderos, aficionados a las aves, micólogos, senderistas y aficionados a la naturaleza en general.

Cuanto antes se detecte una enfermedad, mayores serán las oportunidades para su control. La comunicación inmediata de mortalidades o signos de enfermedad a los servicios veterinarios oficiales facilitan que se pongan en marcha las medidas de control, disminuyendo el impacto negativo que estas enfermedades puedan tener en la caza, sanidad animal, salud pública y medio ambiente.

La lista de enfermedades citada no pretende ser exhaustiva, puesto que nuevas enfermedades pueden surgir o cobrar más importancia, como ocurre ahora con la peste porcina africana del jabalí. Otras no producen signos reconocibles, y solo pueden detectarse en el laboratorio, como el virus de la hepatitis E, o de la triquinelosis.

La guía incide especialmente en cómo actuar ante un animal silvestre enfermo o herido, o bien ya cadáver, casos ante los que hay que tomar las debidas precauciones.

ADJUNTOS

Compartir