El objetivo es evitar que haya un desequilibrio entre la oferta y la demanda que haga más inestables los precios

Hoy aparecen publicadas en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) sendas resoluciones de la DG de Producción Agropecuaria que informan de las limitaciones a las nuevas plantaciones en las denominaciones de origen Rueda y Ribera de Duero.

Estas limitaciones son decisión de los respectivos Consejos Reguladores. Así, Rueda establece limitar a una hectárea las autorizaciones de nuevas plantaciones y restringir las autorizaciones de replantación y por conversión de derechos durante el plazo de un año. Con esta decisión marca un cambio de rumbo en la DO, que hasta ahora había sido de las que más había crecido en superficie. El Consejo Regulador apunta que el aumento experimentado en la superficie de viñedo en los últimos años supone un riesgo que puede provocar un desequilibrio entre la oferta y la demanda, haciendo más inestables los precios, lo que repercutiría en toda la cadena de valor.

Por su parte, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida de Ribera de Duero registró una recomendación para limitar a 950 hectáreas las autorizaciones de nuevas plantaciones de viñedo para el año 2019, en este caso con el fin de ayudar a tener una expansión ordenada de la superficie de viñedo y a evitar los posibles riesgos de oferta excesiva sin generar fuertes oscilaciones de los precios.

Rueda

Ribera

Compartir