En la reunión de Praesidium del COPA-COGECA, a la que asistió el Comisario de Agricultura, Wojciechowski, el representante de ASAJA en el Comité de Organizaciones Profesionales Agrarias de la UE y el vicepresidente de ASAJA, Pedro Gallardo, calificó de insuficientes las medidas adoptadas por la Comisión para hacer frente al COVID19 y reclamó más medidas para las producciones como el cerdo ibérico, cochinillo, flor cortada y aceite de oliva.

Gallardo también aprovechó para recordar al Comisario que los productores españoles rechazan de plano un recorte de las ayudas del 9% en la próxima PAC.

Precisamente, coincidiendo con la celebración de esta reunión del COPA-COGECA, los eurodiputados de la Comisión de Agricultura aprobaron en el Parlamento Europeo una Objeción a las propuestas de la Comisión Europea por considerarlas insuficientes, y recordemos que la posición  del Parlamento ahora es ya vinculante y ha de ser tenida en cuenta por el órgano ejecutivo.

Sobre la futura PAC, Gallardo explicó al Comisario cual es la posición de ASAJA al respecto, “no nos queda más remedio que mostrar nuestra total oposición a cualquier recorte financiero en la futura PAC, máxime si es un recorte de 35.000 millones  en las ayudas, es decir, un  9% respecto a la actual”.”Si hay nuevas exigencias en materia medioambiental -apostilló Gallardo- como consecuencia de la puesta en marcha de las sobre Biodiversidad y  “De la Granja a la Mesa” éstas deben necesariamente ir acompañadas de nuevas compensaciones por las limitaciones”.

ASAJA ha pedido que en la nueva reglamentación de la PAC quede  garantizado  que al menos el 70% del primer pilar sea destinado para el Pago Base y que no exista diferenciación de los agricultores por su tamaño o tipo de producción. Europa tiene un sistema productivo muy diverso que hay que preservar.

Respecto a las estrategias sobre Biodiversidad y  “De la Granja a la Mesa”, Gallardo reprochó al Comisario su ausencia el día en que fueron dadas a conocer y criticó que hayan sido presentadas sin haberse llevado a cabo un estudio de impacto previo.“En ASAJA tampoco compartimos ni los porcentajes de reducción de materias activas y medicamentos que se proponen, ni los destinados al incremento de determinadas producciones, como la ecológica. Sencillamente, nos parecen arbitrarios y no se sostienen”, apostilló Gallardo y concluyó: “Estamos en contra de las afirmaciones sobre la reducción del consumo de carne roja y procesada; las administraciones públicas no deben decir qué comer, luego nos dirán qué debemos pensar, para acabar diciéndonos qué votar”.

 

Compartir