Hoy se ha publicado una rectificación de la Orden HAC/485/2018, de 12 de abril, por la que se reducen para el período impositivo 2018 los índices de rendimiento neto aplicables en el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para las actividades agrícolas y ganaderas afectadas por diversas circunstancias excepcionales.

En nuestra Comunidad la corrección solo supone la reducción en el índice de los forrajes y para unos pocos términos municipales de Burgos, León, Palencia, Salamanca y Zamora. El módulo normal son 0,37 y se reduce a 0,07, 0,13, 0,19 y 0,26 según los municipios.

Sin embargo, no se han atendido otras demandas importantes del sector, como la reducción del módulo de ovino y caprino de leche, puesto que estos ganaderos han vivido una situación peor si cabe a la de los ganaderos de vacuno, sin mejoría respecto a 2017 cuando sí se les atendió, o una reducción general en el índice de la remolacha para todas las provincias dado que han caído los rendimientos en un 25%.

Por último, reiterar nuestra queja de que una modificación que afecta a la Campaña de la Renta que finaliza el 1 de julio, se publique el 28 de mayo, lo que supone graves perjuicios en la gestión del impuesto.

BOE

Compartir