ASAJA pide que los fondos europeos para reforzar el sector del vino repercutan también en los viticultoresEl Ministerio de Agricultura (MAPAMA) ha publicado la resolución por la que se fija en el 0,52 % el porcentaje, a nivel nacional, de la superficie plantada de viñedo a 31 de julio de 2017, que se podrá conceder para autorizaciones para nuevas plantaciones en 2018. En total serán 4.950 hectáreas.

En lo que se refiere a Castilla y León, ha recibido recomendaciones por parte del Consejo Regulador de la DOP “Ribera del Duero” para limitar a 950 hectáreas las nuevas plantaciones en el ámbito de esta comarca vitícola para 2018.

La normativa recoge la puntuación asignada por cada comunidad autónoma para tener prioridad a la asignación de autorizaciones para nuevas plantaciones de viñedo en función del tipo de explotación, siendo para Castilla y León la siguiente:

Explotación Tipo A: 4 puntos; Tipo B: 3 puntos; Tipo C: 2 puntos; Tipo D: 1 punto.

El resto de puntos dependerán de que el solicitante sea una persona, física o jurídica, que en el año de la presentación de la solicitud no cumpla más de 40 años y sea un nuevo viticultor; y de que el solicitante, en el momento de apertura del plazo de solicitudes, no tenga plantaciones de viñedo sin autorización.

Además, se deberá cumplir que no les haya vencido ninguna autorización para nueva plantación concedida anteriormente por no haber sido utilizada, y/o no tenga viñedo abandonado en el Registro Vitícola.

El plazo para solicitar las autorizaciones de nuevas plantaciones termina el 28 de febrero de 2018. Para más información, acude a tu oficina de ASAJA.

Resolución BOE

Compartir