Jesús Fernández Vara

33

Con sólo 17 años Jesús se enroló en el Ejército, y allí permaneció siete años hasta que, en octubre de 2010, y de mano de la jubilación de su padre, decidió tomar las riendas de la explotación familiar e incorporarse en el sector, de la mano de ASAJA-Ávila.

C.R./ Redacción

Con sólo 17 años Jesús se enroló en el Ejército, y allí permaneció siete años hasta que, en octubre de 2010, y de mano de la jubilación de su padre, decidió tomar las riendas de la explotación familiar e incorporarse en el sector, de la mano de ASAJA-Ávila.

Es un cambio grande trabajar como militar y ser destinado a misiones en Kosovo o Líbano, y luego ocuparte de una granja, pero Jesús nunca se había apartado del pueblo ni del trabajo ganadero.

“Es algo que había visto desde pequeñito, y siempre ayudaba a mi padre. Y ahora es él el que me aconseja y me apoya”, comenta. Hoy tiene una media de 70 vacas de charolés con avileña y también una agricultura enfocada principalmente a proporcionar alimento a los animales.

En Gavilán, un bonito pueblo del valle abulense del Tiétar, afortunadamente la ganadería de extensivo no se ha visto alterada por la aparición del lobo, y a mediados de mayo toda la cabaña de los vecinos –unas 300 cabezas– ha subido a la sierra, donde pastará hasta primeros de septiembre.

Jesús sube tres veces a la semana a comprobar que los animales están sanos y poner un poco de orden, y estas semanas aprovecha en el pueblo para preparar las alpacas de heno. La mayoría de los terneros van destinados a cebaderos.

“Dedicarse al cebo exige más dedicación, aunque también se gana más, y en el futuro puede que lo haga”, explica. También tiene la sensación de que “en el Tiétar estamos un poco olvidados, parece que ya no estamos en la región”.

En su zona pueden contarse con los dedos de la mano los jóvenes de su edad que trabajan en agricultura y ganadería. La cercanía de Gredos hace que el enfoque vaya más por el turismo rural, lo que explica que en el pueblo haya cinco bares, un pub y una discoteca.

“Si quieres, aquí puedes salir y divertirte. Esta zona me gusta y si todo va bien, aquí nos quedamos”.

ADJUNTOS

Compartir