José Manuel Lobato Folgueral

61

Desde el primer momento, este viticultor de El Bierzo apostó por la calidad frente a la cantidad, por sacar los mejor de esas cepas de sesenta o más años, reestructurando y plantando lo conveniente para que la mencía sea hoy la gran protagonista.

José Manuel, su mujer y sus dos hijos pequeños viven en un pueblecito de 17 vecinos, Arborbuena, a tiro de piedra de Cacabelos. Estudió y trabajó fuera, pero llegó un momento en que, o se abandonaba el viñedo familiar, o recogía él mismo el testigo. Y lo hizo. Desde el primer momento apostó por la calidad frente a la cantidad, por sacar los mejor de esas cepas de sesenta o más años, reestructurando y plantando lo conveniente para que la mencía sea hoy la gran protagonista. Trabaja el suelo y respeta las reglas de la producción integrada “lo contrario a eso de sulfatar al tun tun el fin de semana que te cuadra, como hacen algunos”, comenta. Artesano y amante del viñedo, visita las parcelas una y otra vez (un trabajo grande, puesto que en esta zona no es raro tener 500 cepas aquí y otras 900 allá) y, salvo helada o pedrisco, sabe que la uva responde a los cuidados con calidad homogénea.

La recompensa es conseguir un precio que puede triplicar el conseguido por el resto de uva de la zona. Aunque en tiempos elaboró él mismo, la enorme dedicación que exige la comercialización le animó a asociarse con más gente, y ahora se centra únicamente en la uva. Esta campaña, además de coronar una buena vendimia, la incógnita está en el comportamiento del mercado, con la crisis, que hace tan sensible la demanda. Si alguien tiene que caer, José Manuel confía en que sean esos grandes grupos de fuera del sector que han aterrizado en los últimos tiempos, “pero ahora todo es una incógnita. Igualmente hace mucho daño que la hostelería infle tanto los precios de las botellas, porque desanima a los consumidores”, dice. Otra cosa que critica es la excesiva burocracia, “que no acierto a comprender, para que luego haya casos como los de la gente que ha solicitado el arranque y todavía no le han contestado, cuando tenían que estar arrancadas las cepas desde enero”.

ADJUNTOS

Compartir