Josué Molinos, agricultor

67

Para Josué el campo no era un “plan B”, una alternativa después de desechar otras. “Se puede decir que soy un agricultor vocacional, la decisión de quedarme llegó sola, porque lo he vivido desde niño y siempre me ha gustado”, comenta.

C.R./ Redacción

Para Josué el campo no era un “plan B”, una alternativa después de desechar otras. “Se puede decir que soy un agricultor vocacional, la decisión de quedarme llegó sola, porque lo he vivido desde niño y siempre me ha gustado”, comenta. Nacido en Guzmán (Burgos), estudió el grado de técnico agrícola, siempre pensando en aplicar lo aprendido en su tierra. Se incorporó con un plan de mejora, y hoy por hoy comparte tareas con su padre y con su hermano, que también se acaba de incorporar.

La explotación se centra el cereal –trigo, cebada, leguminosas para forraje– y también, como es típico en su comarca, en el viñedo. 25 hectáreas en las que pelea por obtener una buena calidad de uva, que compra una bodega de prestigio de la zona. “Trabajar para una buena bodega te permite garantizar el pago, pero siempre tienes la incógnita de que, después de cumplir todas las exigencias y preparar bien la entrega, finalmente no te lo compren. ¿Dónde vas entonces? Porque si apuestas por calidad y vendes a otro para el que sólo cuentan los kilos, no compensa”.

Está contento con la agricultura, con los precios que están cumpliendo con el campo en los últimos años. Y no descarta recuperar algo de ganadería, ya que en su casa tuvieron en el pasado ovino churro y conoce el trabajo. “Sé que las cosas están complicadas para los ganaderos, pero creo que la agricultura y la ganadería van de la mano, si tienes ambas aprovechas subproductos, completas el círculo”, comenta.

Joven padre de familia, vecino de Olmedillo de Roa, otro pequeño pueblo cercano a su localidad natal, está abierto a todo lo que pasa por el mundo pero a la vez valora mucho la calidad de vida que el medio rural el ofrece. “Es verdad que no tenemos muchas cosas de la ciudad y que dependemos por ejemplo del transporte escolar, pero también disfrutamos de otras muy importantes. Estoy muy contento de vivir en el campo”.  

ADJUNTOS

Compartir