Luis Alberto Muñoz, agricultor

86

Luis Alberto es un agricultor de 25 años que tiene su explotación agrícola en Velamazán, una pequeña localidad situada al sur de la provincia de Soria

C.R./ Nacho Prieto

 Luis Alberto Muñoz Casado es un agricultor de 25 años que tiene su explotación en Velamazán, una pequeña localidad situada a unos 55 kilómetros al sur de Soria capital.

Descendiente de varias generaciones de reconocidos profesionales del campo conoce a la perfección el sector, en el que lleva ya siete años. Cultiva principalmente trigo, cebada, girasol, remolacha y judías verdes. Este último cultivo, según él, es el “más complicado, el que más horas requiere y el que más tratamientos te exige”. Dedica su escaso tiempo libre a hacer deporte, en especial a la natación, y a salir de fiesta con sus amigos. Confiesa, con su habitual simpatía, que decidió ser agricultor porque es algo que le encanta y que no cambiaría su profesión por otra porque “tiene una gran libertad de horarios; eres tu propio jefe y te organizas las tareas”. A la vez, lamenta que en su pueblo sea él el único joven que queda y que en el invierno apenas vivan 25 vecinos.

Preguntado acerca de qué es lo que cambiaría en el campo para mejorarlo, Luis Alberto Muñoz lo tiene muy claro: “Las alternativas a los cultivos en regadío están muy bien, pero que sean rentables económicamente para poder amortizar infraestructuras como el canal de Almazán. Y hay que mejorar el que haya precios justos y que se apoye a los que producimos y especialmente a los más jóvenes”. Precisamente a estos últimos les envía un mensaje directo: “A quienes estén pensando entrar en la agricultura les aconsejo que tengan en cuenta que no es un trabajo tipo oficina ni tipo fábrica, y que es casi imposible para los que no tengan familiares ya instalados porque las inversiones son enormes y las ayudas están mal compensadas. Y también creo que es muy positivo pertenecer a ASAJA porque nos asesoran y nos resuelven el 90 por ciento de los problemas”.

 

ADJUNTOS

Compartir