Raquel Gago García, agricultora

58

“Creo que la gente tiene una idea muy equivocada del trabajo del agricultor, porque es todo lo contrario a algo fácil: cada campaña es diferente de la anterior», dice esta joven agricultora de San Román de Hornija (Valladolid).

C.R./ Redacción

Raquel había trabajado fuera de su pueblo durante muchos años, pero hace cuatro años se animó a tomar las riendas de la explotación familiar, al jubilarse su padre. “Más que un tema profesional, fue personal, necesitaba un trabajo con un horario más flexible que el que tenía, para poder atender a mis hijos”, comenta esta mujer joven, madre de cuatro hijos, tres trillizos entre ellos.

Salvo una pequeña parte, casi testimonial, de secano, su explotación es de regadío. Normalmente combina cereal y maíz, aunque en la última campaña “tuve que hacer casi monocultivo de maíz, porque el tiempo no me permitió sembrar cereal a tiempo”. Estos días ha iniciado la cosecha, con menos ilusión porque los precios del maíz no están tan altos como los años pasados. “Creo que la gente tiene una idea muy equivocada del trabajo del agricultor, porque es todo lo contrario a algo fácil: cada campaña es diferente de la anterior, por el tiempo, porque la misma tierra produce diferente y, por supuesto, porque los precios fluctúan muchísimo. Un año puede ser bueno, pero el siguiente malo, y hay que ser prudente e ir compensando beneficios y gastos”, comenta.

Dice que “todavía hay cierto machismo en el campo, muchos piensan que no eres tú la que decides, que tiene que haber siempre un hombre detrás”. Aunque a ella eso no la ha amilanado, al contrario: “cuando tomé el relevo mi padre fue el primero que me dijo que era yo la que desde el primer día tenía que tomar las decisiones, para bien o para mal. Acertando o equivocándote es como aprendes de verdad”, explica.

Contenta en San Román de Hornija, su pueblo natal, aprovecha lo positivo de vivir en una población pequeña, como el mayor contacto con los vecinos; aunque, mujer de su tiempo, siempre tiene cerca el coche para moverse o el móvil para contactar con su gente.

ADJUNTOS

Compartir