Santos Corredera, ganadero de vacuno de carne

60

Saneamiento ganadero y burocracia. Son dos de los escollos que el joven de Gilbuena (Ávila) Santos Corredera se ha encontrado en el camino. Ganadero vocacional, con reses de raza limousina, es miembro de la recién constituida Junta directiva de ASAJA-Ávila y representante de ASAJA en el Grupo de trabajo provincial para el seguimiento de la sanidad animal.

C.R./ María Vázquez

Saneamiento ganadero y burocracia. Son dos de los escollos que el joven de Gilbuena (Ávila) Santos Corredera se ha encontrado en el camino. Ganadero vocacional, con reses de raza limousina, es miembro de la recién constituida Junta directiva de ASAJA de Ávila y representante de ASAJA en el Grupo de trabajo para el seguimiento de la sanidad animal, creado tras la insistencia de la organización para solucionar los problemas que generan las políticas de saneamiento ganadero.

Corredera lo tiene claro: es necesario una sanidad “más real” y adaptada a cada caso. “El problema es que no hay la plena seguridad, por ejemplo, de que la tuberculosis detectada sea tuberculosis y además bovina. Aquí se mata un animal sin hacer cuarentena o una prueba suplementaria, lo que supone además la inmovilización de la producción”, lamenta.

Y es que ante la subjetividad de algunas pruebas reclama más analíticas, y la unión del sector para poder hacer más fuerza frente a las administraciones competentes. Este ganadero considera, como cualquiera que haya tenido que someterse a las campañas de saneamiento, que a día de hoy es un importante problema a nivel social, sanitario y económico.

Bajo su punto de vista, los puntos clave que el sector debe tener en cuenta para afrontar el futuro con garantías incluyen, además, un manejo adecuado del ganado y la modernización de las explotaciones. En el caso de los jóvenes, reconoce que, además de la burocracia, la duplicidad y falta de coordinación entre administraciones, los pagos de las ayudas se acometen muy tarde. Por eso concluye: “Es necesario más agilidad en el pago de las ayudas, lo que no quiere decir que no haya controles”. 

ADJUNTOS

Compartir