La Asociación del Bajo Duero convocó una reunión con ASAJA, COAG, UPA y UCCL el 26 de junio para tratar los agravios del cánido

29 de junio de 2020: La Asociación del Bajo Duero (Abaduero) se reunió (con todas las medidas de seguridad sanitarias posibles) el pasado viernes, 26 de junio, con las cuatro organizaciones agrarias de Salamanca: ASAJA, COAG, UPA y UCCL. El motivo de la convocatoria no fue otro que los problemas que representa para la ganadería el lobo en Salamanca y, con mayor severidad, en el oeste de la provincia.

Los lobos se están cebando con la ganadería salmantina y los profesionales no encuentran soluciones ni amparo suficiente en la Administración; pues consideran incompatible la ganadería en extensivo con los numerosos ejemplares de lobos existentes por la zona; ni siquiera ven eficaces medidas extraordinarias como la vigilancia con mastines, alambrados y otras alternativas que ya se han probado.

Por este motivo, el grupo de trabajo acordó solicitar una audiencia con el delegado territorial en Salamanca de la Junta de Castilla y León, Eloy Ruiz, para solicitarle:

  • Certificaciones más certeras en los informes de la Patrulla del Lobo
  • Más contundencia en el control de los cánidos
  • Cumplimiento de las indemnizaciones de los costes reales y lucro cesante

La insostenibilidad de la situación y malestar de los profesionales del campo es tan grande y grave que se exigen medidas urgentes. De hecho, cabe recordar que sólo en la Comunidad de Castilla y León existen más de 2.000 ejemplares de lobo para una extensión de 94.200 km² (30 manadas al sur del Duero) y que Francia, con casi 644.000 km², ha solicitado frenar el aumento de lobos con tan sólo 580 ejemplares pues el cupo para el país vecino está estimado en 500 lobos.

Compartir