miércoles, septiembre 18, 2019
Tras años de recortes, mejoran ligeramente las condiciones de suscripción de seguros agrarios
Con este encuentro se procura por un lado mejorar la comunicación entre el equipo de técnicos que asesora al sector agroganadero en las cerca de cuarenta oficinas distribuidas por toda la región, y por otro propiciar la actualización de conocimientos y sistemas de trabajo.
ASAJA de Castilla y León ha pedido al equipo de Gobierno autonómico y a los procuradores populares que no den la espalda al sector agrario y que apoyen los cambios recogidos en la proposición de modificación de la ley de concentración parcelaria que presentará hoy en las Cortes el Grupo Socialista.
El Ministerio de Agricultura ha sacado adelante su propuesta de aplicación de Reforma de la PAC en España que consiste en un acoplamiento máximo de las ayudas: 25% en herbáceos, 50% en ovino y la Opción 1 del vacuno, es decir, 100% de la prima a la vaca nodriza, 40% de la prima al sacrificio de terneros y 100% de la prima al sacrificio de animales adultos.
ASAJA de Castilla y León ha pedido a la Consejería de Agricultura que apruebe con carácter urgente –y en todo caso, antes del comienzo de la campaña PAC, el 12 de febrero– la ampliación de los porcentajes de retirada de tierras, ya que las lluvias de los últimos meses han impedido que tanto las tareas de recolección como de siembra se realicen al ritmo habitual.
El encuentro de los representantes de las organizaciones agrarias con el presidente autonómico, Juan Vicente Herrera, que se celebró el pasado 5 de julio, se produce en un momento crítico para el campo, que exige que la Junta de Castilla y León asuma sus responsabilidades y se pronuncie en defensa de un sector vital para el sostenimiento de la población rural.
ASAJA de Castilla y León ha manifestado su rechazo a la propuesta del Ministerio de Agricultura de reducir las cantidades que los ganaderos reciben en concepto de indemnización por sacrificio obligatorio de animales.
Contra lo ocurrido en años anteriores de la crisis económica, en los que gracias al repunte de la agricultura se salvaba al menos en parte la debacle del Producto Interior Bruto (PIB) regional, este año los agricultores han sufrido un duro varapalo económico, que repercute tanto en su economía familiar como en el entorno rural, puesto que se reduce su capacidad de inversión.
En la reunión celebrada hoy entre las organizaciones agrarias, entre ellas ASAJA, y los representantes de Azucarera Ebro se llegó a un acuerdo por el que las cerca de 32.000 toneladas de remolacha de contrato que todavía quedan en el campo sin arrancar hoy –día en el que ha cerrado la última de las azucareras abiertas, Toro–, tendrán como destino la transformación en azúcar en las fábricas de Andalucía cuando se abra la campaña, algo previsto para la segunda quincena de mayo.
Los últimos datos disponibles de entregas de leche en España, publicados por el FEGA apuntan que en la última campaña los ganaderos de Castilla y León cubrieron al cien por cien la cuota disponible para la región, mientras que en el resto del país se dejó sin cubrir casi un tres por ciento de esta cantidad.
Tras la reunión celebrada esta mañana en la que los responsables de Azucarera Ebro han expuesto su plan de reestructuración, que supone el cierre de Monzón de Campos y Benavente, ASAJA de Castilla y León quiere dejar claro que no le convencen los argumentos de la compañía.
La organización agraria ASAJA ha pedido a la Junta de Castilla y León que modifique la normativa para que el servicio de recogida y destrucción de cadáveres de animales domésticos sea considerado un servicio público y por tanto regulado por una concesión administrativa.