viernes, septiembre 20, 2019
En la reunión celebrada hoy entre las organizaciones agrarias, entre ellas ASAJA, y los representantes de Azucarera Ebro se llegó a un acuerdo por el que las cerca de 32.000 toneladas de remolacha de contrato que todavía quedan en el campo sin arrancar hoy –día en el que ha cerrado la última de las azucareras abiertas, Toro–, tendrán como destino la transformación en azúcar en las fábricas de Andalucía cuando se abra la campaña, algo previsto para la segunda quincena de mayo.
Los últimos datos disponibles de entregas de leche en España, publicados por el FEGA apuntan que en la última campaña los ganaderos de Castilla y León cubrieron al cien por cien la cuota disponible para la región, mientras que en el resto del país se dejó sin cubrir casi un tres por ciento de esta cantidad.
Tras la reunión celebrada esta mañana en la que los responsables de Azucarera Ebro han expuesto su plan de reestructuración, que supone el cierre de Monzón de Campos y Benavente, ASAJA de Castilla y León quiere dejar claro que no le convencen los argumentos de la compañía.
El presidente de ASAJA de Castilla y León pidió al PSOE que “se emplee a fondo” para procurar, desde su posición de principal partido de la oposición, que el proceso de aplicación de la futura PAC se aplique en España y en Castilla y León atendiendo a los mayores criterios de profesionalidad, “dando una prioridad absoluta a los que viven e invierten de verdad en el campo”.
Tras un primer análisis de los acuerdos sobre el Primer Pilar de la PAC y sobre Desarrollo Rural tomados hoy en la Conferencia Sectorial de Agricultura celebrada en Madrid, ASAJA de Castilla y León quiere expresar lo siguiente:
Hasta el próximo 13 de septiembre está abierto el plazo de presentación de trabajos para los dos concursos dirigidos a niños y jóvenes que cada año organiza ASAJA de Castilla y León, con el apoyo de CAJAMAR
El objetivo es dar una solución a aquellas granjas de menor tamaño y con más problemas de viabilidad, bien por encontrarse en zonas desfavorecidas o bien por que la industria abandone la recogida de su producción.
La organización agraria ASAJA de Castilla y León se marca como prioridad para el nuevo titular de la consejería de Agricultura la celebración de una reunión urgente para adoptar decisiones respecto a la crisis del sector de la leche de vacuno.
La leche, la carne de pollo, el aceite de oliva y los cítricos, últimos productos que se han visto afectados por estas prácticas fraudulentas
Responsables de ASAJA Castilla León se han reunido hoy en Mérida con miembros de APAG Extremadura ASAJA con el fin de confrontar posturas y realizar una puesta en común de la situación actual de los diferentes sectores agrarios de ambas comunidades.
Esta mañana concluía el plazo de presentación de alegaciones a la futura Ley Agraria de Castilla y León, una iniciativa que ASAJA considera “muy importante, puesto que ofrece un marco legal al sector agroganadero, fundamental para la economía de Castilla y León y también clave para la articulación territorial y de población de la Comunidad Autónoma”.
ASAJA considera que es papel de las administraciones “poner freno a esta desprofesionalización de la agricultura, que admite que reciban ayudas personas con mínima o incluso nula actividad en el campo, lo que crea una brutal competencia desleal con los agricultores profesionales”