La OPA subraya la incertidumbre de los agricultores ante una mala cosecha y los vaivenes de un cultivo clave como es la remolacha

ASAJA de Castilla y León ha celebrado hoy una rueda de prensa, con dos temas principales en la agenda: las previsiones de la cosecha de cereal 2019, que ya puede calificarse como mala, y la petición de ASAJA de arbitraje contra la decisión de Azucarera de romper el acuerdo marco que regía el sector remolachero.

En cuanto a la cosecha, Donaciano Dujo, presidente de ASAJA Castilla y León -que estuvo acompañado por José Antonio Turrado, secretario general; José Ramón Alonso, presidente en Valladolid, y Nuria Ruiz Corral, gerente de ASAJA Castilla y León y responsable de la Sectorial Remolachera- subrayó que se trata de la segunda en tres años con números rojos para el campo, más de lo que las explotaciones pueden soportar. Las estimaciones de ASAJA calculan que la producción en la Comunidad Autónoma será de 3.395.693 toneladas, lo que significa un 40 por ciento menos de un año medio (fijado en alrededor de 5,8 mill. Tm) y un 55 por ciento menos que en 2018. Todo ello, en un marco negativo de precios injustificadamente bajos, cuando los costes son muy altos. Además, se da la circunstancia de que este 2019 ha habido una bajada en la superficie asegurada, pasando del 80 por ciento de 2018 a tan solo el 62 por ciento. Se espera que haya un elevado número de partes de siniestro, principalmente por sequía, que podría elevarse a más de medio millón de hectáreas indemnizables, con diferente grado de daño.

Respecto a la remolacha, la evolución de las cifras de contratación en Castilla y León “prueban el error de cálculo de Azucarera al recortar el precio pagado al agricultor, que a la postre lo que ha significado es un descalabro en sus cifras de contratación y la fuga de muchas hectáreas a Acor”, indicó Dujo. Así pues, Azucarera ha pasado de contratar en la Zona Norte (Castilla y León, Álava y Rioja) 17.334 hectáreas en 2018 a las solo 9.900 de este 2019. En Castilla y León, de las 13.932 de 2018 se ha quedado en solo 7.530; por el contrario, Acor ha crecido de 10.274 a 14.000. En Castilla y León se han perdido 2.675 hectáreas de remolacha. Así pues, y tras comunicar ayer ASAJA en la Mesa del AMI (Acuerdo Marco Interprofesional) que acude al arbitraje para defender a los agricultores remolacheros de todos sus colectivos, se pondrá en marcha este procedimiento, cuya resolución podría llegar en un plazo aproximado de seis meses.

Con el campo en un momento crítico y necesitado de medidas concretas de apoyo y ayudas reales para los agricultores y ganaderos, también muy perjudicados por la escasez y carestía de forrajes y piensos y los malos pastos, ASAJA reclamó “lo primero de todo, que haya gobiernos. Tanto en nuestro sector y como en la sociedad en su conjunto estamos hartos de este parón que vive nuestro país y nuestra comunidad autónoma, por culpa del continuo peloteo político. Solo hablan de quién tiene que ocupar o no el sillón y no dicen una palabra de cómo resolver los problemas de la gente”, criticó Donaciano Dujo.

 

ADJUNTOS

Compartir