El nuevo R.D. supone un cambio sustancial en las relaciones contractuales entre ganaderos e industriales. El temor principal de ASAJA es que la industria no afronte esta nueva etapa con la predisposición que sería deseable.
En la reunión celebrada hoy entre las organizaciones agrarias, entre ellas ASAJA, y los representantes de Azucarera Ebro se llegó a un acuerdo por el que las cerca de 32.000 toneladas de remolacha de contrato que todavía quedan en el campo sin arrancar hoy –día en el que ha cerrado la última de las azucareras abiertas, Toro–, tendrán como destino la transformación en azúcar en las fábricas de Andalucía cuando se abra la campaña, algo previsto para la segunda quincena de mayo.
Agricultura será, tras Fomento, Economía e Industria, el ministerio más afectado por el acuerdo de no disponibilidad de crédito, que implicará recortes para que nuestro país cumpla con la meta del déficit marcada por Bruselas.
Han sido Norniella y Espinosa quienes han dejado a Valín "con las vergüenzas al aire", y no los agricultores. La organización agraria le exige a Valín que “pique” más alto, y que exija responsabilidades tanto el presidente de Azucarera Ebro, José Manuel Fernández Norniella, como a la ministra de Agricultura, Elena Espinosa.
En el foro, que reunirá a más de trescientos jóvenes profesionales de todo el país, se presentará la nueva sectorial de jóvenes de ASAJA, que nace para servir de apoyo a las nuevas generaciones del campo español
Los cultivadores de patata de Castilla y león, reunidos en Tordesillas el pasado miércoles 31 de agosto, han anunciado nuevos paros en el arranque de patata si el precio baja de los 15 céntimos de euro.
Según las estimaciones realizadas por la Sectorial Remolachera de ASAJA-CNCRCA de Castilla y León, las toneladas entregadas de remolacha líquidas superarán los 5 millones, lo que significa que la producción por hectárea ha rondado las 82 toneladas, una cifra histórica.
Tras la reunión celebrada esta mañana en la que los responsables de Azucarera Ebro han expuesto su plan de reestructuración, que supone el cierre de Monzón de Campos y Benavente, ASAJA de Castilla y León quiere dejar claro que no le convencen los argumentos de la compañía.
A estas alturas del año ya debería de haber publicado la Junta de Castilla y León la normativa que regula cada campaña la incorporación de los agricultores a los programas agroambientales, tales como los sistemas de extensificación para la protección de la flora y la fauna, girasol en secano, barbecho tradicional y agricultura ecológica, programas creados para favorecer el desarrollo de una producción agrícola compatible con la protección al medio ambiente.
El presidente de ASAJA de Castilla y León pidió al PSOE que “se emplee a fondo” para procurar, desde su posición de principal partido de la oposición, que el proceso de aplicación de la futura PAC se aplique en España y en Castilla y León atendiendo a los mayores criterios de profesionalidad, “dando una prioridad absoluta a los que viven e invierten de verdad en el campo”.
Después de haber vendido como un éxito político que la nueva PAC contemple una ayuda de hasta 70.000 euros para la primera incorporación de jóvenes al sector, la convocatoria de ayudas de la Junta establece una serie de puntuaciones y prioridades que determinarán que sea una minoría los que puedan alcanzar esa cifra.
ASAJA de Castilla y León considera injustas las críticas de la consejera de Agricultura, Silvia Clemente, a las organizaciones agrarias, por haber estimado cifras de cosecha que no son concordantes con las que proporcionan las diferentes comisiones provinciales de Estadística Agraria.