Los responsables de ASAJA han transmitido hoy al presidente de Agroseguro, la entidad que gestiona el seguro agrario y ganadero en España, su preocupación por el “delicado momento” que vive hoy el sistema de aseguramiento en el campo, principalmente por la reducción del apoyo institucional
“Todo el campo por delante”, la Convención celebrada el viernes, ha reunido a 300 nuevos agricultores y ganaderos de Castilla y León.
Una situación crítica ya que, tal como denuncia ASAJA, estamos muy por encima de los mismos precios con los que se empezó a negociar en octubre-noviembre de 2004.
Con este encuentro se procura por un lado mejorar la comunicación entre el equipo de técnicos que asesora al sector agroganadero en las cerca de cuarenta oficinas distribuidas por toda la región, y por otro propiciar la actualización de conocimientos y sistemas de trabajo.
ASAJA lamenta que el pleno del Parlamento Europeo (PE) haya desautorizado a la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo (COMAGRI) y se haya posicionado a favor de la prohibición del uso de fitosanitarios en las Superficies de Interés Ecológico (SIEs) sin evidencias científicas.
Los últimos datos disponibles de entregas de leche en España, publicados por el FEGA apuntan que en la última campaña los ganaderos de Castilla y León cubrieron al cien por cien la cuota disponible para la región, mientras que en el resto del país se dejó sin cubrir casi un tres por ciento de esta cantidad.
ASAJA recuerda que la compra de votos es ilegal
ASAJA de Castilla y León ha pedido a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que esta mañana visita Zamora, que tenga voluntad política para hallar una salida “urgente, y no para dentro de dos o tres años” a las concesiones de agua pendientes para aprovechamientos de menos de 7.000 m3/año.
El encuentro de los representantes de las organizaciones agrarias con el presidente autonómico, Juan Vicente Herrera, que se celebró el pasado 5 de julio, se produce en un momento crítico para el campo, que exige que la Junta de Castilla y León asuma sus responsabilidades y se pronuncie en defensa de un sector vital para el sostenimiento de la población rural.
Contra lo ocurrido en años anteriores de la crisis económica, en los que gracias al repunte de la agricultura se salvaba al menos en parte la debacle del Producto Interior Bruto (PIB) regional, este año los agricultores han sufrido un duro varapalo económico, que repercute tanto en su economía familiar como en el entorno rural, puesto que se reduce su capacidad de inversión.
Dando respuesta a una de las medidas solicitadas desde ASAJA para compensar a los productores de patata por la pésima campaña vivida, el Ministerio acaba de publicar una orden por la que se reducen los módulos aplicados al sector de la patata en el régimen de estimación objetiva de la Renta 2002.
La organización agraria solicita que se atienda, además del lácteo de vaca, oveja y cabra, a otros sectores en crisis, como el cunícola